sábado, 18 de julio de 2015

Libros, playa y trabajo, mucho trabajo

¡Hola lectorcitos! ¡Estoy de vuelta!

Sé que había dicho que "cerraba" el blog por vacaciones, pero como he visto que tengo algo de tiempo libre, me he lanzado a escribir de nuevo. Y lo he hecho por todo lo alto: desde el lugar con las mejores vistas, con un postre rico rico (que podría ser un desayuno) y en la mejor compañía.



Muchas gracias a todos los que me deseásteis unas felices vacaciones. Espero que vosotros también lo esteis pasando guay ;) (Nota mental: no volver a decir guay. Nunca).

Yo estoy de vacaciones, pero estoy trabajando. Estoy de working holidays como dicen por aquí. Soy  voluntaria en una granja, es decir, soy granjera (me encanta decirlo). No tenemos vacas ni ovejas, pero sí hay gallinas y patos, y yo estoy al mando de la recolección de huevos y a veces de darles de comer :))

video

Además, de vez en cuando vendemos en la calle lo que cultivamos. Aquí estoy yo vendiendo fresas y grosellas (las fotos se ven fatal porque el objetivo de la cámara estaba sucio). Mi récord de ventas son 16 cestitas.


También quería hablaros de libros, por supuesto. Llevo aquí una semana y media, y la verdad es que al principio no leí mucho, pero cuando me hice al ritmo de la granja y a los horarios empecé a leer más, y ahora es lo que más hago en mi tiempo libre.




Empecé con un libro en inglés, para hacerme con eso de hablar y pensar en inglés todo el rato, y la verdad es que el libro me encantó. La historia no tenía nada del otro mundo, y tal vez fue eso lo que me cautivó. Estoy hablando de Aristotle and Dante discover the secrets of the universe por Benjamin Alire Sáenz (Aristóteles y Dante descubren los secretos del universo en español).

Después me apetecía leer algo ligero, no muy largo, y buscando me topé con ¿Cuánta tierra necesita un hombre? de Tólstoi. Me gustó mucho, porque refleja fielmente la avaricia del ser humano. Si acabáis de terminar un libro intenso y queréis tomar un descanso, echarle un vistazo a éste, que no os dejará indiferentes.

Al acabar ese libro (los leo todos en digital, porque si no necesitaría una maleta adicional sólo para llevar libros), me quedé sin ideas, así que pregunté a mi padre, que le gusta mucho leer y además tiene buen gusto. Me recomendó La metamorfosis y El proceso de Kafka, y La biblioteca de los muertos de Glenn Cooper. De momento me he leído La metamorfosis y estoy terminando La biblioteca de los muertos. Cuando me terminé el de Kafka se lo dije a mi padre, y me preguntó que qué me había parecido. Le dije que era un libro extraño, la historia de cómo vive un hombre desde que se despierta convertido en escarabajo y cómo su familia le da la espalda. Mi padre me dijo que "no se convierte en escarabajo, es una metáfora", pero no lo pillo. Pienso sobre ello y espero entenderlo algún día. La próxima vez que hable con él le pediré que me lo explique.

La biblioteca de los muertos es una novela bastante curiosa. En el año 777, el día 7 de julio, nace el séptimo hijo de un séptimo hijo, y según unos rumores desarrollará un talento especial, demoníaco. Ese talento es el de predecir los nacimientos y las muertes de toda la existencia. La historia se centra más en un agente del FBI y cómo intenta resolver el caso Juicio Final, una serie de asesinatos sin relación alguna (aparentemente). A lo largo del libro, al intercalar capítulos del pasado con capítulos del presente, se nos va haciendo más clara la relación, que aunque un poco confusa, seguro que existe (yo todavía no lo sé porque no he llegado a esa parte).

Y por último (esta entrada se va a hacer eterna...), quería enseñaros un libro que me he comprado hoy, y que creo que voy a reservar para el viaje en avión, o para la última semana que pase aquí, porque es un poco largo para leerlo entero en 2 horas de avión.

Le he preguntado al librero qué me recomendaba para leer. Me dijo que si tenía alguna preferencia y le dije que no para no descartar opciones. Me mostró los tres que tienen mejor pinta a su gusto. Uno era I am pilgrim de Terry Hayes (Yo soy Pilgrim), All the light we cannot see de Anthony Doerr (La luz que no puedes ver) y un tercero del que no me acuerdo, pero creo que era romántico. Me decanté por el segundo. Es un libro bastante extenso, y aunque no es el primero que leeré en inglés, puede que me cueste más porque tiene pinta de tener un vocabulario complejo, pero ya veremos, a lo mejor me sorprendo de mí misma ;)

La cubierta es preciosa, en colores azul metalizado y tiene un olor a nuevo que me encanta. Sé que no hay que juzgar un libro por la tapa, pero este me atrapó y decidí darle una oportunidad. Además, el librero me comentó que la historia es preciosa y que a él le gustó mucho. El año pasado ya compré un libro de su tienda, The Book Thief (La ladrona de libros) y me gustó, así que decidí seguir su recomendación.




Esto ha sido todo por esta entrada. Espero que os haya gustado y no se haya hecho muy pesada, ¡tenía muchas cosas que contar!

¿Vosotros cómo estáis pasando las vacaciones? ¿Algún libro que creáis que debo leer sin falta? ¡Me encantaría oír vuestras sugerencias! Un abrazo enorme :)

1 comentario:

  1. Hola, me interesa mucho el libro All The Light We Cannot See. ¡Espero algún día leerlo!
    También, contarte de que te he nominado en mi blog, para que le des un vistazo...
    Saludos <3

    ResponderEliminar